Sociedad Dominicana de Pediatría insta a especialistas a la actualización médica continua y apego a los protocolos, para mitigar riesgos de demandas

Santo Domingo. Las demandas médicas y riesgos laborales son dos de las grandes amenazas para el personal de Salud en el mundo. Un estudio de Medscape, en el 2020, reportó que aproximadamente el 56% de los doctores en Estados Unidos han presentado alguna demanda médica, un panorama que se replica en los países de las Américas, incluyendo casos en la República Dominicana.

Buscando proteger a sus especialistas, la Sociedad Dominicana de Pediatría dedicó su reciente encuentro de actualización a conocer sobre las bases de demandas pediátricas y los elementos a considerar para evitarlas.El encuentro fue oportuno para reforzar la posición del gremio de promover la actualización médica continua y apego a los protocolos médicos para mitigar riesgos de demandas.

Durante esta conferencia, el doctor Domingo Peña Nina, ginecólogo obstetra, abogado y conferencista invitado, explicó que informes revelan que el 80% de los ginecobstetras han sido o serán demandados al menos una vez durante su trayectoria profesional, mientras que un 30% de los gineco-obstetras demandados lo han sido en tres o más ocasiones, realidad que no escapa a los pediatras, así como a otras especialidades del ámbito médico.

De las causas más frecuentes se encuentran: las negligencias médicas, imprecisión o errores de diagnóstico, ausencia de consentimiento informado a los familiares y pacientes, lesiones o efectos adversos en procedimientos quirúrgicos, infecciones adquiridas en centros hospitalarios, entre otras.

Leyes esenciales
El doctor Peña Nina pondero a las afecciones en el periodo prenatal, las malformaciones congénitas, la desnutrición y las enfermedades de origen infeccioso dentro de las principales principales causas de mortalidad infantil, por lo que recomendó a la audiencia actualizarse, informarse y protegerse sobre estos temas claves.

Además, hizo hincapié en la importancia de conocer las condiciones legales, los procesos alternativos a juicios, así como las herramientas normativas del ejercicio del país donde donde presten servicios. En el caso de República Dominicana, conocer la Ley General de Salud (Ley 42-01), la Ley de la Seguridad Social (Ley 87-01) y Ley de la Colegiación Médica (Ley 68-03) resultan esenciales para todos los involucrados del sector.

El especialista compartió un decálogo de recomendaciones para la prevención de riesgos por mala praxis, en los que destaca: 1. Contar con un amplio conocimiento del derecho de los pacientes, las obligaciones del médico, las leyes y decretos que rigen la práctica médica, así como las normas y procedimientos actualizados de la especialidad; 2. Cumplir los requisitos normativos para el ejercicio profesional, contando con certificaciones y actualizaciones indispensables; 3. Mantener una estrecha comunicación médica con la familia o representantes del paciente.

Otras exhortaciones que se sumaron a la lista fueron: Dar especial atención a la vigilancia y control del niño sano; asegurar una valoración integral neonatal (atención médica integral, identificación oportuna de malformaciones, realización de pruebas de tamiz neonatal, entre otras); efectuar diagnósticos y tratamientos oportunos; así como detectar oportunamente las urgencias médico/ quirúrgicas.

Para el doctor Peña Nina, detectar y tratar de manera inmediata a los pacientes con enfermedades respiratorias y diarreicas, debido a su alto nivel de riesgo; conocer el fundamento médico y farmacológico de cada prescripción; y proporcionar una atención adecuada al niño hospitalizado son otros aspectos que permiten cuidar a los especialistas de la Salud para evitar las demandas médicas.

“Con cada medida recomendada anteriormente lo que se procura es otorgar una atención médica de calidad; lo que implica otorgar una atención al paciente con oportunidad, competencia profesional, seguridad y respeto a los principios éticos de la práctica médica. Al actuar de ese modo se estarán evitando las demandas médicas en un porcentaje considerable”, señaló el experto.

La Sociedad Dominicana de Pediatría realiza este tipo de formaciones mensualmente como un aporte a la educación continuada de sus miembros a nivel nacional, para el fortalecimiento de la atención integral de los pacientes y cuidado de sus especialistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *