Reforzarán con militares vigilancia en áreas protegidas

Los ministerios de Medio Ambiente y Defensa desarrollan una estrategia para reforzar la vigilancia en los parques nacionales Sierra de Bahoruco y Los Haitises, que incluye la colocación de guardaparques con entrenamiento militar en esas áreas protegidas

La información fue ofrecida por el viceministro de Áreas Protegidas y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Federico Franco, quien indicó que el modelo está siendo creado con el Centro de Comando, Control, Comunicaciones, Computadoras, Ciberseguridad e Inteligencia (C5i). 

«Aproximadamente el 20 % de los guardaparques de esos dos parques van a ser militares y van a tener apoyo, en el caso de Los Haitises, de la Fuerza Aérea», señaló el funcionario tras la firma en el Palacio Nacional del «Acuerdo de colaboración para impulsar una agenda común entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Coalición para la Defensa de las Áreas Protegidas«. 

Se recuerda que en mayo del año pasado las autoridades desarrollaron un operativo en Los Haitises que dejó como resultado el apresamiento de cerca de 200 personas, la mayoría nacionales haitianos, además del decomiso de animales, herramientas para uso agrícola y conucos instalados en esa área protegida.

Posteriormente, en una de las entregas de «La Semanal con la Prensa», el presidente Luis Abinader manifestó sobre el pedimento de mayor personal para el Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa). 

En la Sierra de Bahoruco se trabaja en la construcción y remozamiento de casetas de control y de guardaparques en diferentes puntos del parque. La agricultura, en especial las plantaciones de aguacate, siguen dentro de los límites del área protegida, sin una fecha de intervención.

Parque Anacaona 

El viceministro Franco informó, además, sobre los trabajos de restauración del Parque Nacional Anacaona, que incluye el borneado e infraestructura. «Ahora mismo estamos haciendo un trabajo de la mano con la empresa que está haciendo la presa de Monte Grande», señaló. 

Franco agregó: «Se está integrando el 100 % de la presa dentro del parque, que no está completa en la cartografía y se está agregando un gran terreno que era del Instituto Agrario Dominicano, que estaba colindante». 

De acuerdo a lo explicado por el funcionario, esta integración aumentará la extensión del parque (583,93 km²) en unos cuatro kilómetros cuadrados. Esta área protegida se ubica sobre las provincias de Azua, San Juan, Barahona y Bahoruco. 

En 2021 el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) firmó un convenio con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales junto con el Instituto Agrario Dominicano (IAD), en el que las partes garantizan la entrega de asentamiento agrario para las familias que serán reubicadas en el centro poblado de Monte Grande. 

El convenio contemplaba, además, medidas para favorecer la conservación de la Reserva Forestal Barrero y el Parque Nacional Anacaona, creado mediante el decreto 571-09 emitido durante el gobierno de Leonel Fernández, a los fines de preservar «la integridad y la singularidad de los paisajes vírgenes del oriente de la Sierra de Neiba y los cortes, fallamientos y procesos geológicos que cambiaron el curso medio del Río Yaque del Sur».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *