0 4 mins 8 meses

1. Vive la fe como un verdadero cristiano

Aunque no seas católico puedes unirte a las actividades que realiza la iglesia en esta época. Sin duda, esta experiencia puede transformar tu vida, solo debes acercarte a la iglesia más cercana y compartir tu interés de participar, ellos te informarán de los horarios y las actividades que estarán haciendo. La actividad más significativa que se puede realizar es el Triduo Pascual, que inicia el Jueves Santo: día de la última cena de Jesús e incluye el viernes Santo, día de la muerte de Jesús, por lo tanto, la iglesia está de luto. Sábado Santo es el día del silencio, pero a la vez el de la alegría. Y el domingo culmina con la celebración de la resurrección de Cristo.

2. Quédate en casa

No hacer nada, también está bien. Desconecta del trabajo, de las clases y conecta contigo. Pon las cosas en orden, tomate un tiempo para pensar, disfrutar el levantarse tarde u organiza eso que tanto tiempo haz postergado, suelta las redes sociales y reevalúa qué quieres y qué estás haciendo para logarlo.  

3. Disfruta de la naturaleza

Una forma de conectar es aprovechando la naturaleza que te rodea y saliendo. Sal a caminar, no pienses que puede pasar esto o lo otro, piensa en ti y céntrate en los beneficios y la calma que te puede dar. Caminar ayuda a mejorar tu estado de ánimo y tu respiración.

Semana Santa es el mejor momento para visitar un lugar natural, acércate a una ventana, mira el cielo, pisa el suelo, haz pequeñas respiraciones suaves. Recuerda que está bien despegarse un poco, tienes libertad de cuidarte. Viaja solo, verás qué bueno se siente vivir con ese sentido de independencia.

4. Fomenta las conversaciones de valor

A veces, cuando tenemos muchas cosas en la cabeza, es bueno desahogarse y acercarte a esa persona que no necesariamente te guíe o aconseje para llegar a la calma o a una solución, sino que simplemente te escucha para aliviar la mente y soltar ‘esos problemas’ para dejar que todo fluya.

Además, cuando tenemos largas conversaciones, nos damos cuenta de muchas cosas intrínsecas de nosotros que no habíamos descubierto. Hablando con otros puedes conocerte a ti mismo, y recuerda que la ayuda de otra persona siempre tendrá un lado bueno.

5. Descubre tu arte

Hay muchas formas de conectar contigo a través del arte y su expresión en sí. Este es el ejemplo de muchos que pintan, bailan, actúan o crean para desconectarse de la rutina y conectar con sus emociones a través del arte.

6. Medita

Cierra los ojos por un momento… y respira. Silencio y calma es todo lo que necesitas. En tu habitación, donde se te haga más cómodo, cinco minutos es el tiempo perfecto para disfrutar de una buena meditación. Relajas tu mente y mandas todos tus pensamientos al aire para que, en tiempo como estos, no resulten una carga.

7. Sal de las redes

Es saludable mentalmente alejarte por un tiempo de las redes; a veces queremos verlo todo ahí y no nos paramos a buscar nada en nosotros mismos. Es más, el vicio de estar 24 horas al día con ellas perjudica nuestra productividad y dejamos perder todo lo que pasa a nuestro alrededor.

8. Ejercítate

Una forma de crear capacidad de concentración y resistencia es practicando algún deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.