0 5 mins 9 meses

Tras diez años de reclamos para que se diera continuidad a la obra, el presidente Luis Abinader dejó iniciados los trabajos de la segunda fase de saneamiento pluvial y sanitario de la cañada de Guajimía, en Santo Domingo Oeste, con una inversión de 50 millones de dólares, obra que beneficiará a más de 350 mil personas.

El presidente estuvo acompañado del ingeniero Felipe Suberví, director general de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), institución que tiene a cargo la realización de esta importante obra, con el apoyo financiero de la
empresa Canadian Commercial Corporation (CCC) y la Embajada de Canadá.

El Presidente Luis Abinader, manifestó, que «desde el mismo momento en que tomé posesión como presidente de la República, empeñé mi palabra con los dominicanos de que estaríamos trabajando sin descanso para mejorar sus condiciones de vida, la de sus familias y así garantizar un futuro con justicia social y dignidad para todos».

La segunda fase se desarrolla en tres etapas: Un estudio de impacto ambiental y social, el cual se realizó el pasado año; la construcción de 384 apartamentos para reubicación de familias; ampliación de las redes de agua potable y de alcantarillado en las zonas faltantes del proyecto y obras complementarias de las cañadas afluentes.

«Desde hoy iniciaran la segunda etapa de los trabajos de saneamiento pluvial y sanitario de la cañada y sus principales afluentes, con los que se pondrán fin a la situación de abandono que ha venido afectado esa localidad desde hace muchos años», aseguró el mandatario.

La fase, Guajimía, tiene una longitud de 13.58 kilómetros y que con sus afluentes alcanza los 18.16 kilómetros, comprende, además, la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales y obras complementarias circundantes, mientras que la tercera etapa proyecta la construcción de un emisario submarino y la línea de impulsión desde planta de tratamiento. La obra contempla una inversión total de US$139 millones.

La segunda fase del proyecto, que se inicia hoy, tiene por objetivo completar 5.4 km del saneamiento de la parte alta de la cuenca de la cañada Guajimía, que comprende las sub-cuencas afluentes de las cañadas: Buenos Aires, El Indio, La Ureña, Villa Aura y las Caobas y los tramos de la cuenca principal desde su inicio, y algunos sectores de la cuenca baja.

“Entre esas soluciones a los problemas que afectan a muchos de nuestros compatriotas está la de resolver de forma definitiva los problemas asociados a la salud y al medio ambiente, a la vivienda y a la propia vida”, sostuvo el Presidente Abinader.

Cañada de Guajimía

Esta cañada es un foco de contaminación que atenta contra la salud de los habitantes de su entorno, debido al estancamiento de sus aguas. En épocas de lluvias se originan inundaciones que ponen en riesgo la vida de sus moradores, además del alto grado de contaminación e insalubridad.

El director de la CAASD dijo que con la solución de esta problemática se reducirán los riesgos ambientales y sanitarios asociados con la inadecuada disposición de aguas servidas, manejo de residuos sólidos y el saneamiento del río Haina, mejorando la calidad de su agua, lo que beneficiará no solo a los habitantes locales, sino a toda la ciudad de Santo Domingo.

Expresó que la segunda fase del proyecto no solo contribuirá al saneamiento integral de este sector de Santo Domingo Oeste, sino que tendrá un significativo impacto en la generación de empleos y el desarrollo económico del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.