Dom. Oct 17th, 2021

Carlota Casiraghi une dos de sus pasiones, la moda y la literatura, mediante el club de lectura que Chanel ha inaugurado de su mano, en el que la princesa de Mónaco confiesa su entusiasmo por escritores como Emily Dickinson, Charles Baudelaire, Rilke o Anne Dufourmantelle, además de reconocerse como una “adicta a la lectura”.

“Me digo a mi misma que no es tan malo ser adicta a los libros”, ha reconocido la hija de Carolina de Mónaco en dos vídeos publicados en la plataforma YouTube por Chanel, asegurando que “ir a una librería es como ir a una tienda de golosinas”, en la que sus preferidas, en este caso, son las novelas firmadas por Emily Dickinson, Rilke, Baudelaire y Anne Dufourmantelle.

La princesa de Mónaco ha sido el primer rostro en debutar en una serie de encuentros culturales que la firma Chanel, de la que también es embajadora, llevará a cabo. La nieta de Grace Kelly, que se ha confesado una lectora voraz, ejercerá de coordinadora en estas reuniones emitidas de forma digital por Chanel junto con Virginie Viard, directora creativa de la firma.

En su biblioteca, que según revela contiene “montones de libros por todas partes”, se encuentran algunas de sus obras preferidas, como “Las flores del mal” de Baudelaire o “El Amante” de Marguerite Duras, obras que a veces lee “de forma simultánea” y que la acompañan en su bolso durante algunos viajes.

Confiesa que uno de sus libros indispensables “Elogio del riesgo”, escrito por la filósofa y compañera de profesión Anne Dufourmantelle, con quien además mantenía una gran amistad y a quien admiraba por su voz “absolutamente única”, que invita al lector a “arriesgar y a sumergirnos en la vida”, ha explicado.

De entre todos los títulos, ha cobrado relevancia también el nombre de la autora Lou Andreas-Salomé, escritora y psicoanalista de cuya obra ha leído algunos extractos, que ha debatido posteriormente con la escritora francesa Sarah Chiche, en un coloquio conducido por la profesora de literatura de la Universidad de París, Fanny Arama.

Carlota ha explicado que conoció a la autora gracias a Karl Lagerfeld, anterior director creativo al frente de Chanel: “Fue el verano en el que cumplí 17 años. Estaba en su casa de Biarritz”, rememora sobre la primera vez que escuchó hablar de la autora, de la que Casiraghi destaca la “libertad creativa en sus obras”.

Así lo ha explicado en dos vídeos publicados en Internet por la firma francesa, en los que ataviada con un “total look” negro compuesto por la icónica chaqueta de “tweed” de Chanel y un pantalón de seda en la primera ocasión, y un traje blanco con falda de vuelo en la segunda, ha mostrado sus gustos literarios de la mano de la firma de moda, con la que comparte pasiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *