0 6 mins 9 meses

Santo Domingo.-El ministro de Hacienda informó ayer que el gobierno cuenta con los recursos disponibles para cubrir los subsidios anunciados por el presidente Luis Abinader el pasado 27 de febrero y antenoche, mediante los ahorros señalados a través del Decreto 3-22, los cuales serán utilizados para cumplir con las nuevas medidas para enfrentar el panorama inflacionario que se vive en el país.

“A nivel de recaudaciones estamos como 14,000 millones de pesos por encima del presupuesto y eso también se usará para los subsidios”, explicó Jochi Vicente a Diario Libre, quien descartó más préstamos para cubrir las nuevas medidas.

El ministro recordó que el presidente Abinader dictó el Decreto 3-22 en donde se ponen límites a ciertas partidas de gastos. El total disponible de esas partidas es de RD$40,000 millones, pero aclaró que no todo se puede reducir para crear disponibilidad. “Estamos controlando una buena parte», dijo.

«En adición a esto, se están analizando todas las demás partidas del presupuesto para determinar en dónde más se pueden obtener disponibilidades”, agregó.

En un discurso que se transmitió la noche del pasado lunes, el presidente anunció aranceles cero para la importación de productos básicos y subvención hasta un 10 % de materias primas, congelación de los precios de los combustibles hasta el tope de US$115 por barril de petróleo, aumento del subsidio al sector transporte y la aplicación de precios de referencia para los productos de la canasta básica para contener los efectos en el país de la escalada inflacionaria mundial.

El pasado 27 de febrero también anunció otro paquete de medidas, entre estas aumentar la ayuda social directa, desplegar programas especiales de venta de comida y subsidios focalizados, como la entrega de más tarjetas Supérate, y ajustar a 470 pesos el subsidio del Bono Gas.

Sabor dulce y amargo de las medidas

Las últimas medidas anunciadas por el presidente son valoradas como positivas por representantes de los sectores empresarial, sindicalista y comercio, y por economistas. Consideran que ante la situación que vive el mundo por la guerra en Ucrania y los efectos de la pandemia, hay que aunar esfuerzos y trabajar unidos.«Definitivamente el mundo pasa por momentos difíciles donde se requiere más unidad, más comprensión y sobre todo más sacrificio. Vemos cómo hoy el precio del petróleo roza los 127 dólares el barril»Pedro BrachePresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep).“

Pedro Brache, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), indicó que las medidas anunciadas buscan aliviar el peso que supone para la población los efectos económicos de la guerra entre Ucrania y Rusia.

“El Estado da un primer paso y expone los sacrificios fiscales que hace para poder mantener la estabilidad social, económica y política. Entendemos que algunas medidas representan un reto para el gobierno y para todos, pero también entendemos que son necesarias. Está en todos nosotros el mantener intacto el equilibrio entre proteger nuestro aparato productivo y las necesidades de los consumidores”, apuntó Brache.

En cambio, el presidente de la Federación Nacional de Arroceros (Fenarroz), Marcelo Reyes, entiende que las medidas son “desmotivadoras” para el sector agrícola nacional. “Todos los incentivos han sido a las importaciones de alimentos, dejando en el olvido a los productores nacionales que siempre hemos garantizado la soberanía alimentaria de nuestra nación”, dijo.

No obstante, señaló que ante el aumento de los costos de producción experimentado desde el 2021 por diferentes factores, tanto externos como internos, “nos mantuvimos con un sistema productivo agrícola con cierta estabilidad, aunque con mucha incertidumbre”.«Creo urgente la creación de una Ley de Desarrollo Agropecuario, este es el momento, si queremos que el hombre del campo se quede en el campo. Debemos proporcionarles como país los medios para que puedan vivir en el campo»Marcelo ReyesPresidente de Fenarroz“

De su lado, Antonio Ciriaco Cruz, economista, sostuvo que las medidas que anuncia el presidente son para tratar de mitigar el impacto del incremento en los precios internacionales del petróleo en la economía dominicana.

«Son medidas que se enmarcan en un contexto de crisis geopolítica con grandes repercusiones en los precios de los combustibles y en los precios internacionales de los commodities e insumos agropecuarios. Sin bien es cierto que las medidas son necesarias y positivas, no es menos cierto que las mismas cambian todo el marco macroeconómico y presupuestario, por lo que el gobierno tendrá que buscar más recursos para financiar las medidas anunciadas, lo que implicará un mayor déficit y endeudamiento público», explicó el profesional.

Sobre el tema, el presidente de la Consejo Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Conacerd), Antonio Cruz Rojas, indicó que la situación es muy difícil para la gobernalidad del país y señaló que la situación de carestía de los precios es mundial.

«Hoy tenemos el gran problema de la guerra entre Rusia y Ucrania, los dos principales países agrícolas de Europa, de donde viene más del 35 por ciento de los commodities, lo que generará alzas en los precios de los productos de primera necesidad, con un pueblo que está sumamente débil en su poder adquisitivo», apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.