Santo Domingo.-«En la circulación comunitaria el toque de queda puede jugar unos efectos de cierre como se ha hecho en todos los países, cierre completo de una o dos semanas que es el ciclo 14 días del virus, cierra y comprime los contagios los baja a un nivel y mejora la vigilancia epidemiológica».

Así lo afirmó hoy el exministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, quien llamó hoy a la unificación del liderazgo nacional para que se involucren en el combate de la pandemia Covid-19, cuya incidencia considera es de alta preocupación tras desbordamiento de pacientes afectados en los hospitales.

«Tenemos 3.5 millones de vacunados un porciento bajo, incluyendo una vacuna, pero la mayoría de la población no se ha vacunado, eso significa que en medio de esta pandemia todavía las vacunas no llegan a que el país dependa única y exclusivamente de vacunar,  tiene que tomar medidas de control epidemiologico, de medidas de restricción de movilidad, es que esa es la lógica de manejo sanitario no es otra cosa», aseguró al participar en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio.https://www.dailymotion.com/embed/video/x81pen4?autoplay=1

Dijo que el país ha sido muy liberal, en términos de apertura y que con el cierre del país por 14 días mejoran las intervenciones puntuales en los puntos calientes para evitar el colapso de la situación hospitalaria de personas que claman por una cama UCI para coronavirus.

Sánchez Cárdenas indicó que hay una deficiencia en la vigilancia sanitaria, pues con la realización de pruebas PCR por año es imposible llevarla a cabo con eficiencia.

«La deficiencia en la vigilancia sanitaria está agravada por otro elemento, porque cómo se hace vigilancia sanitaria sin pruebas PCR, tomando la resolución de que cada año nos hagamos una, eso es imposible», recalcó.

En ese aspecto, el galeno dijo que las direcciones provinciales deben tener los dispositivos para la toma de los puntos calientes de las muestras, de modo que se crean las estadísticas de vigilancia del comportamiento del virus, acompañado de las intervenciones sectoriales que deben hacer.

Por otro lado, deploró que las autoridades de salud oculten las cifras reales de muertes por Covid-19, pues tiende a generar desconcierto en la población.

«La mitad de pacientes con ventiladores mueren está por encima del 50% y están diciendo que tenemos unas muertes reducidas. Es un error tenerle miedo a que la gente sepa eso genera más incertidumbre, más desconfianza en la gente de que lo están engañando», enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *