0 4 mins 5 meses

Santo Domingo, RD. -Oficialmente inicia hoy, 21 de Junio, el verano en la República Dominicana, por lo que los días serán más largos y las noches más cortas.

Este acontecimiento en el que el eje de la Tierra registra su máxima inclinación hacia el Sol ocurre en dos momentos del año, dicha estación termina el 22 de septiembre, dándole paso al otoño.

Las altas temperaturas motivan recomendaciones de las autoridades a que la población se mantenga hidratada, usar ropas ligeras, preferiblemente de colores claros y evitar la exposición directa a los rayos del sol y evitar en la medida de lo posible exponerse por mucho tiempo, al sol entre las once de la mañana y las cinco de la tarde.

¿Cuándo alcanza el Sol su mayor elevación sobre el horizonte durante el solsticio de verano?

Según el Instituto Geográfico Nacional (IGN) eso ocurre al mediodía, momento en que el Sol alcanza su máxima latitud norte o su máxima latitud sur.

En cualquier caso, las estaciones se producen fundamentalmente por la inclinación del eje de la Tierra respecto al Sol y no por la distancia de nuestro planeta respecto al astro rey. Cuando en el hemisferio norte se observa el Sol más de cerca, en el hemisferio sur el Sol se ve más lejos (teniendo en cuenta que allí es invierno). Como explica el divulgador científico Alejandro Riveiro,

«en el Ecuador no hay variación a lo largo del año, porque los días tienen aproximadamente la misma duración. En las regiones polares sin embargo la inclinación del eje provoca que el Sol nunca llegue a ponerse bajo el horizonte en el polo norte. Está iluminado durante seis meses».

¿Cómo influye el sol en nuestra salud?

El sol es una fuente de energía necesaria para la vida. Es indispensable para la síntesis de la vitamina D, que permite la absorción de calcio y mantiene los huesos fuertes. Además, determinadas enfermedades de la piel mejoran con la exposición al sol, que también ayuda a levantar el estado de ánimo. Pero, al mismo tiempo, el sol puede producir daños irreversibles si al exponerse a él no se toman las medidas protectoras adecuadas.

¿Cómo debemos protegernos del sol?

Es fundamental proteger nuestro cuerpo del sol:

  • Con gafas de sol para evitar los daños oculares producidos por la radiación solar.
  • Buscando la sombra y utilizando sombreros y ropas que cubran las zonas delicadas del cuerpo.
  • Aplicando correctamente los tratamientos fotoprotectores.

Aunque tendemos a pensar que sólo se propaga radiación solar en los días despejados, también está presente en los días nublados. Cuando el cielo está despejado, la radiación es directa y predomina en las horas centrales del día. Sin embargo, cuando el sol está oculto por las nubes o cuando va anocheciendo, la radiación es difusa, pero no por ello deja de ser dañina. Por este motivo, hay que protegerse de los rayos del sol siempre, tanto en invierno como en verano y tanto en días nublados como despejados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.