0 7 mins 2 meses

Santo Domingo.En momentos en que a nivel mundial se hace alusión a las consecuencias del cambio climático para el planeta, “las sociedades demandan a los empresarios que nos hagamos cargo de los problemas ambientales y sociales que se generan”.

La afirmación la hizo, durante una visita a Diario Libre, Elisa Patiño, especialista en sistemas integrados de gestión y sostenibilidad corporativa, planes de manejo y legislación ambiental.

Para Patiño se hace imperativa la redefinición del sentido del éxito en los negocios a través del planteamiento de que “una empresa es exitosa no solamente cuando genera lucro y resultados importantes financieros, sino cuando genera beneficios a la sociedad y un impacto positivo al planeta”.

“Esto no es un cambio de prácticas empresariales, sino un cambio de cultura para lograr solventar los problemas ambientales y sociales: inequidad, degradación ambiental, pérdidas de ecosistemas y falta de acceso a recursos y servicios básico para la población”, dijo.

Reiteró la importancia de entender el éxito de una manera diferente y de la pregunta “¿cómo se obtiene el lucro?, ¿cómo llega a mis manos la taza de café que tomo en las mañanas?, ¿qué huella deja en el planeta y la sociedad? A ese nivel de consciencia debemos llegar”.

Patiño advirtió que las empresas que no integren la sostenibilidad están condenadas al fracaso. “Puede que siga operando en el mercado, pero no necesariamente eso va a ser igual en dos o tres años”, ante los cambios que favorecen a las empresas sostenibles.  “Las empresas tienen la obligación de ser rentables, porque para eso nacen, pero deben transcender al lucro como único propósito. Generar lucro es un resultado y mecanismo para generar una función social de la organización de la empresa dentro de la sociedad y mercado en que se desenvuelve”, indicó.

Agregó que las empresas tienen la oportunidad y capacidad de generar impacto positivo en temas sociales y ambientales. “Anteriormente estos problemas eran responsabilidad del Estado, se creaban fundaciones para atenderlos, hoy se crean empresas para resolver estos desafíos”, señaló Patiño, al tiempo que sostuvo que “todo el ciclo está llevando a que las empresas sean sostenibles”.

Un cambio de visión tras la pandemia

De acuerdo a la especialista en sostenibilidad corporativa, la pandemia del coronavirus abrió una perspectiva, “donde o nos unimos o nos hundimos; eso empezó a generar que como empresarios asumir ese rol que tenemos frente a la sociedad y el planeta, o cambiamos o nos quedamos sin planeta donde trabajar y si seguimos trabajando en sociedades enfermas, pues no vamos a tener empresas sanas”.

Representante de la JICA aboga por fortalecer reglamentos ambientales en RD

Agregó que, a raíz de esta visión, “el empresariado es más consciente”, sin embargo, aclaró que aún hace falta mucha pedagogía, lo que implica el llevar el mensaje a todos los entes que hacen parte del ecosistema económico. “Tenemos que hablar con los que ponen el capital para que inviertan en empresas sostenibles, que generan un impacto positivo”, manifestó Patiño.

Instó, además, en que se hable con el consumidor “para que escoja las empresas que hacen bien la labor. Tenemos que hablar con la academia, para la formación de los líderes del presente y los líderes de las empresas del mañana, porque esos son los que tomarán las decisiones del mundo en el que vivimos”.

Un plus al impacto medioambiental positivo

Al ser preguntada sobre las acciones que las empresas pueden adoptar en beneficio del medioambiente, Elisa Patiño abogó por las prácticas de ecoeficiencia, de “hacerme responsable por mi huella de carbono e hídrica desde la innovación y la creatividad y desde la calidad de mi producto y servicio, generando alternativas para disminuir el uso de plástico, una economía más circular, para sustancias menos contaminantes y tóxicas para el planeta y las personas”.

Aboga por marcos regulatorios “que nos ayuden a ordenar la casa”

Sobre su opinión de las normativas dominicanas en términos medioambientales, Patiño sostuvo que, no solo en República Dominicana, sino en Centroamérica, “necesitamos leyes más ambiciosas, marcos regulatorios que nos ayuden a ordenar la casa”.  “En materia legal, mi posición es muy crítica sobre la agilidad que tienen los países y gobiernos en incorporar la agenda medioambiental a sus decisiones, pero no puedo achacar la responsabilidad a un estado o gobernabilidad, mi rol como empresaria es anticiparme a los riesgos que puedan venir”, sostuvo.

Solo 28 % de dominicanos realiza acciones a favor del medio ambiente, revela encuesta

Instó por un cambio en la manera en como las personas entienden la relación con el planeta, que los recursos son limitados y por ende tenemos que transitar de una economía lineal a una circular.

Elisa Patiño es la actual directora ejecutiva en América Latina de Sistema B, que forma parte de una red internacional de organizaciones sin fines de lucro que trabaja para transformar la economía global para beneficiar a todas las personas, las comunidades y el planeta.

La entidad promueve a las empresas B, (las cuales son reconocidas por cumplir con los estándares verificados de desempeño social y medioambiental), y otros actores económicos en América Latina, “para construir una nueva economía en que el éxito y los beneficios financieros incorporan bienestar social y ambiental”.LEER MÁS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.