0 2 mins 11 meses

Ciertamente estamos viviendo tiempos difíciles, la humanidad esta siendo probada en todos los aspectos.

Y ,es mucho antes que apareciera el Covid-19 y nuestras vidas se vieran reducidas como pocas veces…pasamos de ser personas libres ,afectivas y alegres a vivir con temor de la delincuencia y la violencia que se vive en nuestras calles.

Pero la pandemia nos mostro la vida, como debió ser vista siempre cómo un regalo y una maravillosa oportunidad de ser felices ,sin postergar para después. porque el Covid nos hizo entender que no hay seguridad acerca de absolutamente nada.

Comenzamos a agradecer cada despertar .a saborear cada abrazo. a enternecernos con cada logro de «alguien» que sobrevivió aun sin conocerlo. Pasamos a ser «familia» de cada persona necesitada o vulnerable y allí percibí un propósito en todo lo que nos ha tocado vivir.

Pero los seres humanos olvidamos rapidito aquello que nos causo temor y en un abrir y cerrar de ojos nos se nos olvida que son tiempos de prudencia y que un error nos puede costar la vida, la propia o la ajena y en cualquier caso es pérdida.

Son muchos los retos a que nos enfrentamos cada día y estoy de acuerdo conque lo único urgente debe ser vivir…pero justamente para eso tenemos que actuar desde la razón y la realidad.

Para ello hay que mantener algunos protocolos ,como el uso de la mascarilla y el espacio, con eso ya estamos aportando al bien propio y colectivo

LQM!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.