0 5 mins 8 meses

Santo Domingo, RD.-Permeada por una atmós­fera de reestructuración y cambios, la nueva gestión administrativa del Institu­to Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie), con Víctor Castro a la cabeza, compartió detalles sobre sus principales programas de asistencia, entre los que destacan el suplemento del desayuno y almuerzo esco­lar y los módulos integrales de salud.

Castro habló en el Desa­yuno de Listín Diario, don­de estuvieron presentes el presidente del Consejo de Administración de Editora Listín Diario, Manuel Corri­pio, y el director de este dia­rio, Miguel Franjul.

“El alcance de los servi­cios de Inabie es poco co­nocido por las personas, porque han entendido que es un gran centro de compras”, sostuvo Castro, tras destacar que la de­pendencia no solo se ocu­pa de la distribución de alimentos para los estu­diantes, sino que también se enfoca en ofrecer otros servicios en favor de este grupo.

Programas de salud
Según detalló Castro, el año pasado se pudo impac­tar a más de 27,000 estu­diantes a través de los dis­tintos módulos de salud en los planteles escolares, donde ofrecen revisiones auditivas, oftalmológicas y bucales a los menores de edad. Indicó que 285 ni­ños con dificultades auditi­vas han recibido audífonos y más de 2,300 han adqui­rido lentes, todo de forma gratuita. También se de­sarrollan jornadas de eva­luación para determinar el nivel de desnutrición u obesidad de cada alumno, para ayudarlos a remediar esa condición de salud y contribuir a su bienestar.

Menú escolar por región
Inabie tiene la importante tarea de regular y distribuir los alimentos consumidos por los estudiantes desde los 5 años hasta el nivel preuni­versitario, responsabilidad que asumen con compromi­so ya que se ha demostrado que la alimentación es un factor muy influyente en la capacidad cognitiva de los alumnos.

“Tenemos 25 menús ela­borados, que se van cam­biando dependiendo de los valores nutricionales. La mayoría de los alimentos son elaborados localmente”, aseguró. Esto representa un gran incentivo para la pro­ducción nacional, ya que es­te menú se adapta a las ne­cesidades de las familias de cada región del país, lo que denominó “un menú regio­nalizado”.

Todos los días se entre­gan, entre el desayuno y el almuerzo escolar, aproxi­madamente 5 millones de raciones alimenticias. Unos 4,200 centros educativos públicos reciben comida procesada, mientras el res­to recibe alimentos crudos para su posterior cocción, debido a que se ubican en lugares inhóspitos y no es factible ni salubre trasladar los alimentos preparados.

Los suplidores
Uno de los aspectos más cri­ticados de gestiones anterio­res del Inabie es el tema de los suplidores, porquejas en las licitaciones y retrasos en los pagos, como una deuda de más de RD$6,000 millo­nes, que según su director, “se acumuló debido a que los programas se iniciaron sin contrato y sin pago de anticipo”.

El funcionario aseguró que esos pagos se han ido efectuando paulatinamente y que entre este mes y mayo se saldará. En este momen­to, Inabie cuenta con 1,874 suplidores del menú esco­lar. Sumando a este núme­ro los suplidores de leche y panadería, entre otros in­sumos como el uniforme escolar y mochilas, ascien­de a 3,000 la cifra total de abastecedores.

CLAVES


Más estudiantes.

Castro resaltó que mu­chos suplidores han te­nido que aumentar las raciones alimenticias de­bido al crecimiento de la matrícula. Inabie re­gistra una población aproximada de dos mi­llones de estudiantes, sin incluir maestros y personal administrativo de las escuelas que tam­bién son beneficiarios.

Gran reto.
Castro dijo que su ma­yor reto es un nuevo In­abie, que trabaje en fa­vor de los escolares y que su presupuesto sea utilizado de la manera más eficiente y prove­chosa posible.

Autonomía.
Si bien, el Inabie es un órgano del Ministerio de Educación, cuenta con su propio presupuesto y con autonomía para la ejecución de proyectos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.