0 5 mins 11 meses

Tras una discrepancia con la bancada de diputados del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el congresista Tobías Crespo, de la Fuerza del Pueblo, la Cámara de Diputados declaró de urgencia y aprobó en dos lecturas consecutivas el proyecto de ley que regula la lengua de señas y el sistema braille en la República Dominicana.

El diputado José Horacio Rodríguez solicitó al hemiciclo que la iniciativa fuera declarada de urgencia y aprobada en dos lecturas consecutivas, lo cual fue apoyado por sus pares en el hemiciclo a unanimidad y se logró con 127 votos favorables. 

El objetivo de la iniciativa es que se reconozca la lengua de señas en República Dominicana como lengua natural para las personas sordas y regular el uso del sistema braille de lectura y escritura utilizado por las personas ciegas en el país.

La ley establece que el Estado dominicano debe adoptar todas las medidas pertinentes para que las personas sordas, ciegas, con discapacidad auditiva, visual o del habla, y sordociegas puedan ejercer el derecho a la libertad de expresión y opinión, incluidas la libertad de recabar, recibir y facilitar información e ideas en igualdad de condiciones con las demás y mediante cualquier forma de comunicación que elijan. 

Asimismo, el Estado deberá facilitar a las personas con discapacidad auditiva y ciegas el acceso a toda la información institucional dirigida al público en general y sin costo adicional, garantizar la utilización de lenguas de señas, el sistema braille, en los modos, medios y formatos aumentativos y alternativos de comunicación. 

La pieza, en su artículo 7, destaca que el gobierno, a través del Ministerio de Educación (Minerd), y el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt), promoverá el aprendizaje de una educación bilingüe bicultural basada en la enseñanza a través de la lengua de señas y el idioma español para las personas sordas o con hipoacusias en el pensum de la carrera de educación y de manera transversal en otras carreras universitarias.

El proyecto de ley fue reintroducido el 18/08/2021, debido a que había sido aprobado en la primera legislatura ordinaria del año 2021 y perimió en el trámite legislativo en el Senado de la República por quinta ocasión.

Para la aprobación de la iniciativa, al momento del llamado a votación, se tuvo que realizar en tres ocasiones debido a que la bancada peledeísta se negaba a votar.

El diputado proponente de la iniciativa, Tobías Crespo, pidió a sus pares en el hemiciclo aplazar el conocimiento del proyecto ya que no contaba con los votos necesarios para ser sancionada, debido a que los legisladores peledeísta se negaban a votar. 

«Entiendo que una iniciativa como esta, muy noble, que va en beneficio de comunidades sordas y con problemas visuales no podemos personalizarlo por problemas de rabieta de un vocero de un partido que tomó un turno en el día de ayer mientras hablaba nuestro vocero, para que este proyecto se quede sobre la mesa», indicó Crespo al señalar que el peledeísta Gustavo Sánchez no permitía que el proyecto se aprobara.

Ante esto, Sánchez respondió al diputado de la Fuerza del Pueblo que su bloque ha sido colaborador en la construcción del consenso, por lo que señaló que nadie los puede acusar de obstaculizar iniciativas en favor del Estado. 

“Esto demuestra que el PLD sigue de pie, y hay que contar con este bloque para una cosa y para la otra”, sostuvo Sánchez. 

Con la aprobación de este proyecto, la Cámara de Diputados culminó la segunda legislatura con un total de 47 sesiones y entrará en un receso legislativo hasta el 27 de febrero próximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.