Santo Domingo.-Además de la incertidumbre que genera contraer el COVID-19 por las complicaciones de salud que pueden llevar a la muerte, la enfermedad supone un alto sacrificio económico para las personas que la contraen.

Fuera del escenario ideal en el que la infección pasa desapercibida, aquellos pacientes positivos que tienen que buscar atención de un especialista médico y seguir un tratamiento, pueden gastar un promedio de RD$40,000 para pasar un cuadro leve que no amerite internamiento.

Los datos se desprenden de reportes de gastos en consultas, medicamentos y análisis de personas que han padecido la enfermedad.

Una de ellas es Daira Almonte. Salió positiva a principio de mayo, cuando sintió dolor de cuerpo, decaimiento y síntomas parecidos a los de la gripe con fiebre y tos. Tras la prueba, siguió las recomendaciones de un médico amigo que le indicó un medicamento que empezó a tomar y por cuya adquisición, calcula, gastó más de RD$2,000.

Pero consciente de que el COVID-19 no es una enfermedad a la que se le puede descuidar, Almonte decidió consultar con una neumóloga. Los resultados de radiografía mostraron un cuadro de neumonía, para el que debió seguir un tratamiento con antivirales y un medicamento específico que por caja costaba RD$4,000. Ella necesitó tres cajas.

En sentido general, Almonte calcula en RD$35,215 el gasto que tuvo por los días de la enfermedad, pese a tener un seguro médico privado con un plan superior al contributivo. Detalla unos RD$7,000 en cuatro pruebas diagnósticas para ella y su pareja; tres consultas médicas de RD$1,500 pesos cada una; dos tomografías de RD$750; tres indicaciones de analíticas de laboratorio por RD$1,400 y RD$20,700 en medicamentos.

“Para mí, eso implicó hacer un esfuerzo (económico) de algo que no tenía previsto, aunque sí, gracias a Dios, podía cubrirlo. Pero… me pregunto cómo una persona de escasos recursos puede lidiar con el COVID-19”.

El monto que gastó por la enfermedad sale del poder adquisitivo de muchos dominicanos. Estudios sobre ingresos en el país indican que más del 35 % de los asalariados tiene un salario por debajo de los RD$20,000 mensuales.

El salario mínimo, de entre RD$10,000 y RD$17,000 en los sectores público y privado, se queda corto, incluso, para cubrir la canasta básica que en su nivel más económico ronda los 14,000 pesos, conforme el Banco Central.

Para los casos en que las afecciones por COVID-19 se compliquen y ameriten internamiento, los gastos pueden superar los dos millones de pesos.

Altagracia Veras tuvo a su madre internada por coronavirus durante una semana. Aunque la señora no agravó, la factura en el centro de salud privado en el que estuvo ingresada sumó unos RD$125,000. Esto sin sumar los gastos en consultas, medicamentos y pruebas de confirmación de la enfermedad.

En declaraciones recientes, el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, indicaba que el costo de tratar a un paciente grave puede costar aproximadamente RD$2 millones, debido a los medicamentos de alto costo que requiere y el uso de equipos especializados.

Más gastos debido al rebrote

Con un cuadro de COVID-19 similar al de Almonte, la familia Guzmán Pimentel gastó RD$47,715. Cuando tuvieron un primer resultado positivo, las pruebas se realizaron a las otras cuatro personas que comparten la casa.

Les realizaron 12 pruebas de RD$1,750 pesos, igual a RD$21,000. También gastaron otros RD$21,700 en medicamentos, además de las consultas y análisis de laboratorio.

En un desglose similar de gastos, María Quirico estima en RD$42,351 lo que le llevó superar la enfermedad, mientras en la familia de Lukas, el monto fue de RD$43,000. Éste último se queja de que, aunque el seguro le reembolsó parte de los RD$4,000 de las consultas, apenas le devolvieron RD$2,000. Él esperaba que fuese el cien por ciento, dado el plan Max de seguro de salud que paga.

La carga de las familias por el COVID-19 se incrementa con la decisión de las autoridades de salud de restringir el acceso de las pruebas PCR mediante cobertura de seguro, que solo cubre una al año.

Además, desde el Ministerio de Salud Pública se dispuso que antes de las pruebas PCR, cuyo costo privado es de alrededor de RD$4,000, se realice una de antígeno, que vale de RD$1,700 en adelante.

Aunque el Ministerio ha asegurado que tiene pruebas disponibles y gratis a través de su red de salud pública, en ocasiones no son suficientes para atender la demanda de toda la población y muchos ciudadanos se quejan de las largas filas que deben realizar para poder acceder a ellas.

Esta situación se da en un contexto en el que el coronavirus ha retomado auge en su ataque a la población dominicana, con un rebrote en el Gran Santo Domingo que llevó al Gobierno a anunciar nuevas restricciones en esta demarcación que marca a la fecha una positividad por encima del 19 %.

A nivel nacional, se registra un incremento en los casos de hospitalización y cuidados intensivos. Para el martes, el total de pacientes hospitalizados era de 1,069 igual al 42 % del total de camas destinadas a COVID-19. Los que están en UCI sumaban 357 de los que 243 están con ventiladores mecánicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *