0 2 mins 7 meses

Santo Domingo.- Al conmemorarse este 1 de mayo el Día Internacional del Trabajo, el Obispo Nacional de Iglesias Pentecostales de Jesucristo IPJ y la Comunidad Apostólica Internacional COAPIN, Reynaldo Franco Aquino, convocó a las congregaciones del Concilio y de esa institución cristiana  multinacional a orar a fin de se produzca un entendimiento entre el gobierno y los gremios que protestan por la inestabilidad económica, que según expresan, oprimen a la clase trabajadora del país.

«Huelgas en 14 provincias de la región Norte y sectores de la provincia Santo Domingo son la antesala en el día de los trabajadores en República Dominicana, situación con la que la Administración Pública aún no ha podido conciliar» expresó el doctor Franco Aquino.

El religioso dio  además que los cristianos oran, en este sentido, para que Dios permita acuerdos, que beneficien al pueblo y que estas manifestaciones no alteren el orden público, ni las buenas costumbres, en la sociedad.

Recordó a las autoridades del gabinete que encabeza el presidente Luis Abinader, que el Día del Trabajador se originó tras la protesta de más de 80,000 trabajadores que despertaron de la convicción de esclavitud a la conquista del reconocimiento de sus derechos y la oportunidad de reclamar para siempre por el equilibrio en las relaciones laborales.

El Obispo concluyó asegurando que la Iglesia, desde las diferentes congregaciones a nivel nacional e internacional continuará orando, no sólo para que se logre un acuerdo, sino también para que haya sabiduría y carácter en las decisiones que las protestas actuales provoquen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.