0 4 mins 8 meses

La promesa del desarrollo turístico de la región sur empieza a cumplirse con el inicio de los trabajos para crear al nuevo destino Cabo Rojo-Pedernales, enfocado en la sostenibilidad ambiental y sociocultural de esa localidad.

En marzo el gobierno inició la construcción de carreteras, acueductos y conexiones eléctricas que darán paso al levantamiento de los hoteles y complejos turísticos que contiene el master plan de desarrollo de la provincia sureña.

Pedernales se encuentra a 310 kilómetros al sur de Santo Domingo y a 500 kilómetros de la región este del país, que es donde se concentran los grandes proyectos turísticos, como el complejo Punta Cana, que representa el principal referente de la media isla para vacacionistas a nivel internacional.

Se trata de una de las provincias fronterizas con Haití más deprimidas económicamente de la República Dominicana, pero rica en recursos naturales, ya que el 68% su territorio está declarado como área protegida, y es considerado “Reserva de la biosfera” por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El ‘Plan de desarrollo turístico Cabo Rojo-Pedernales’ está bajo la coordinación de la Dirección General de Alianzas Público Privada (DGAPP), que lidera su ejecución a través de un fideicomiso.

Cabo Rojo-Pedernales, será el primer destino turístico del Caribe desarrollado desde cero bajo una alianza público-privada, con una oferta de lujo fundamentada en un turismo sostenible, cuidando cada detalle para ofrecer al turista una experiencia ecológica y de aventura”,  afirma el director ejecutivo de la DGAPP, Sigmund Freund.

El funcionario explica que el destino se planificó con base en la conservación del medioambiente, por lo cual las infraestructuras hoteleras se están retirando a 200 metros de la playa, cuando la norma es que sean 60 metros.

“El elemento diferenciador de esta obra es que tiene playas enclavadas en un parque nacional, es un destino virgen y es el primer destino turístico de la región sur que va a impactar”, indica Freund.

El desarrollo de Cabo Rojo incluirá la construcción de hoteles de lujo y ecológicos, con capacidad de generación energética sostenible, además de la construcción de viviendas económicas para los empleados de la zona y del proyecto.

Consta de cuatro fases en 10 años —promedio de implementación-, con una inversión estimada en 2,245 millones de dólares para 12,000 habitaciones.

Para principios del próximo agosto tienen contemplado iniciar la construcción del primer hotel, que comenzaría a operar a finales de 2024. En la primer fase se planea levantar ocho hoteles de las cadenas Hilton, Marriott, Sunwing, AmResorts, Iberostar Group y Karisma Hotels & Resort.

“Hemos recibido la visita de grupos españoles, mexicanos y de Qatar interesados en el proyecto”, afirma el funcionario. Además de potenciales inversionistas extranjeros, las cuatro Administradoras de Fondos de Pensiones que operan en el país están interesadas en participar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.