“Ese fue un error que cometí como cualquier ser humano y estoy muy arrepentido”, indicó el imputado a periodistas durante la audiencia de conocimiento de medida de coerción, aplazado luego de que su abogado recusara a la jueza que conocía el caso por presunta parcialización.

Al ser preguntado sobre las declaraciones de Santa Arias, de que no aceptaba sus disculpas por el incidente, Villalona manifestó que “el perdón se le pide a cualquier persona, si usted no lo otorga, no se le puede obligar”.

Sobre su disposición de buscar un acuerdo extrajudicial con la agredida, el imputado indicó que “cualquier solución mi abogado tiene respuesta para eso”.

El Ministerio Público de la provincia Peravia está empeñado en dar un ejemplo con Villalona para que este caso de violencia contra la mujer no quede impune, y para que los hombres entiendan que tendrán consecuencias cuando incurran en violencia física y verbal en contra de una fémina.

Así lo reveló en una entrevista televisiva el fiscal titular de Peravia, Ángel Darío Tejeda.

La audiencia fue aplazada, sin fecha, hasta tanto la Corte de Apelación decida sobre la recusación de la que fue objeto la jueza.

Villalona fue apresado el pasado viernes en la comunidad El Fundó, Baní, luego de estar prófugo durante dos semanas tras el incidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *