Agricultura confirma detección de mosca del Mediterráneo al este de RD

El Ministerio de Agricultura confirmó este martes la detección del insecto Ceratitis capitata, conocido comúnmente como la mosca del Mediterráneo, en Los Corales, Punta Cana, al este de República Dominicana.

El ministro Limber Cruz explicó que los insectos fueron atrapados en dos de las 34 trampas colocadas de manera preventiva en la región este, en un radio menor de 500 metros del área donde fueron detectados. El brote fue identificado en la última semana de diciembre pasado.

Cruz indicó que en tanto se detectó la mosca se activó «inmediatamente» un protocolo para el control y la erradicación de la plaga, además de avisar al Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa), al departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), así como a otras Organizaciones de Protección Fitosanitaria.

«Tenemos un cerco que no permite que la plaga avance a otros territorios del país. Somos libres de mosca del Mediterráneo en todo el territorio nacional; solamente la tenemos focalizada en ese punto», precisó.

Garantizó que los productores «no tienen que preocuparse», ya que el gobierno «no escatimará esfuerzos» en erradicar el insecto en la zona donde fue encontrado, incluyendo «todos los recursos que sean necesarios», aunque no especificó montos.

Siguen sin haber daños a la agricultura

La directora del departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura, Rosa Lazala, informó que la mosca del Mediterráneo se detectó en una zona donde no hay producción agrícola, por lo que aseguró que aún no se evidencian daños en este sector por la presencia de este insecto.

Señaló que la institución cuenta con un Programa Nacional para la Prevención de la Mosca de la Fruta, que ha contribuido a desarrollar un sistema «debidamente trampeado», con miles de trampas a nivel nacional.

Precisó que ya se han notificado a los socios comerciales sobre la detección de esta plaga en el este de República Dominicana. 

El director ejecutivo de la Organización Internacional de Sanidad Agropecuaria, Raúl Rodas, explicó que las trampas consisten en la aplicación de una sustancia atrayente para que el insecto vaya hacia ella y lo atrape de manera efectiva. 

Aunque los funcionarios no refirieron cantidades, Lazala sostuvo que todas las especies capturadas hasta el momento son machos y que se estará aplicando unas hormonas específicas para atraer a las hembras, que son las que portan mayor riesgo de propagación del insecto.

Una plaga peligrosa

La mosca del Mediterráneo es considerada una de las plagas más peligrosas para la producción agrícola ya que ataca a más de 250 especies frutales, entre ellas: mangos, aguacates, naranjas, peras y manzanas, entre otros. La última vez que se detectó fue en el 2015 y, en ese momento, las autoridades duraron dos años para erradicarla, por lo que el país volvió a ser libre de la plaga en el 2017. 

Se estima que la plaga causó pérdidas por 40 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *