Abogado de Ramfis Domínguez Trujillo asegura que ya renunció a su ciudadanía norteamericana

Santo Domingo – Faltando alrededor de tres meses para las elecciones presidenciales y congresuales, Ramfis Domínguez Trujillo busca que la Junta Central Electoral (JCE) reconozca la candidatura presidencial que le fue rechazada en noviembre del año pasado.

El caso se encuentra en el Tribunal Superior Electoral (TSE) y se conocerá luego de que pasen los comicios municipales.

El abogado de Domínguez Trujillo, Trajano Vidal Potentini, aseguró que este ya renunció a su ciudadanía norteamericana y cumple con los requisitos para ser candidato al Poder Ejecutivo en República Dominicana.

Vidal Potentini explicó a Diario Libre que la renuncia a la nacionalidad extranjera se hace porque las normas estadounidenses impiden que uno de sus ciudadanos se candidato a algún cargo de elección popular en otro país.

“Él renunció, es un acto de renuncia que plantea la constitución y de antemano la pierde (la ciudadanía norteamericana) en virtud de las leyes migratorias y en función de sus aspiraciones en República Dominicana a un cargo”, dijo.

El defensor del actual presidente del Partido Esperanza Democrática (PED) aseguró que lo que resta con respecto a la nulidad de su nacionalidad extranjera es “la operativización de la renuncia”, por parte del Gobierno de los Estados Unidos.

“La Constitución dominicana dice que es ante autoridad competente, ¿Quién es la autoridad competente? Eso no está definido, la autoridad competente puede ser un notario o la misma Junta Central Electoral… Es su voluntad manifiesta de renuncia que la va a operativizar Estados Unidos en el momento que entienda que incluso está previsto en sus leyes”, aclaró.

“Ya él tiene más de los 10 años que tiene la residencia y que cumplió con el voto de esa renuncia”, dijo.

El jurista indicó que el nieto del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina tiene domicilio en el país desde 2005 y ha desarrollado diversos negocios desde República Dominicana a lo largo de los años.

“Si esa diáspora es buena para tomarla en consideración por sus aportes a la economía, también hay que darle el espacio para elegir y ser elegidos”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *