Dom. Oct 17th, 2021

El presidente Luis Abinader presentó ante el liderazgo político, empresarial y laboral que participó en el segundo encuentro del diálogo nacional por trece reformas institucionales, los aspectos de la Constitución que considera deben ser modificados a fin de robustecer el sistema de controles de los poderes del Estado y los órganos constitucionales, eficientizar la administración pública y consolidar el ejercicio democrático.

Se plantearon puntos relativos a reconfigurar el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), las altas cortes y el Poder Judicial, el Ministerio Público, la representación de la administración pública, el sistema electoral, la iniciativa legislativa y el control de los fondos públicos.CNM

Para lograr una Justicia independiente, se propuso recomponer el CNM, con exclusión del procurador general de la República. La composición quedaría en siete miembros, en vez de los ocho actuales para dotarlo de mayor legitimidad.

En el marco de esta reforma se busca perfeccionar el funcionamiento de ese órgano para que sesione de manera ordinaria cada tres años y extraordinariamente cuantas veces sea necesario, tras la convocatoria del presidente del Consejo o, en su defecto, del conjunto de los representantes del Poder Legislativo ante éste.Ministerio Público

Se buscaría la independencia del Ministerio Público del Poder Ejecutivo, tal como ha propuesto el presidente Abinader en reiteradas ocasiones, quitándole al mandatario la facultad para designar al procurador general de la República. Este funcionario pasaría a denominarse fiscal general de la República.

Por otra parte, se delegaría en la ley la regulación del funcionamiento del Consejo Superior del Ministerio Público, incluyendo disposiciones que garanticen la independencia entre sus miembros.

El Ejecutivo propuso sujetar a los titulares del Ministerio Público a un régimen de ingreso, permanencia y fiscalización más riguroso, estableciendo nuevos requisitos y formas de designación, así como incluirlos dentro de los servidores que pueden ser invitados a las cámaras legislativas y a las interpelaciones del Congreso Nacional.

En el marco de esta reforma también se delimitarían mejor las funciones del Ministerio Público, para especializarlo en la investigación y persecución de los hechos punibles. Algunas de sus funciones serían transferidas a un ente del Poder Ejecutivo, tales como la formulación e implementación de la política del Estado contra la criminalidad y la dirección del sistema penitenciario.Altas cortes

En el documento presentado por el Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta, a los pre- sentes, se propone someter a los jueces de las altas cortes a un régimen de ingreso, permanencia y alternancia más riguroso.

En tal sentido, estos jueces serían designados por períodos únicos de nueve años y los plenos serían renovados gradualmente cada tres años.

La presidencia de esos tribunales sería alternada cada tres años a partir de los jueces designados.

Se incluirían nuevos requisitos de designación para los magistrados, como que durante los cinco años previos a su designación no hayan estado inscritos en un partido político ni hayan realizado actividades de proselitismo político de manera notoria, reconocida y constante.

Abogado de la AP

Como parte de los procesos de reestructuración de la Administración Pública, se plantea reorganizar la figura del actual procurador general Administrativo, para que este se convierta en el abogado general de la Administración Pública, para representar a la Administración Pública ante la jurisdicción contenciosa administrativa o cualquier otra que establezca la ley.Sistema electoral

En cuanto al Tribunal Superior Electoral, se suprimiría la figura de los suplentes en esta alta corte, para fijar su pleno en un total de cinco miembros, dentro de los cuales se elegiría al presidente y sus sustitutos.

Respecto a la Junta Central Electoral, se incluiría para sus miembros el requisito de no haber hecho vida política durante los cinco años previos a su designación.

La iniciativa legislativa popular sería reducida del 2% del electorado, a tan sólo 25 mil ciudadanos, y se reorganizaría a los órganos encargados del control: la Cámara de Cuentas y la Contraloría General de la República.

Los partidos políticos deberán discutir las propuestas y presentar sus posiciones en próximas reuniones. El siguiente encuentro se desarrollará el 6 de octubre, cuando deberá determinarse la metodología del diálogo y establecer el número preciso de reformas.

El presidente del partido Alianza País, Guillermo Moreno, consideró que el Poder Ejecutivo debía presentar una propuesta concreta acerca de los artículos que propone modificar y la redacción que considera que tendría que dárseles, así como determinar el nivel de compromiso que asumirá con los resultados de las discusiones.

Antoliano Peralta respondió a Moreno que ya el Ejecutivo tiene elaborado un proyecto de ley para convocar a la reforma constitucional, pero que decidieron no hacerlo ayer porque entendían que ese no era el tema de la agenda.

El diputado del Frente Amplio, Juan Dionicio Rodríguez Restituyo, optó por una reforma constitucional que implique la dignificación del trabajo, cambiar las reglas del juego de la economía, corregir niveles de endeudamiento y salvar la política.

Los representantes del Partido de la Liberación Dominicana propusieron una reforma relativa al cambio climático.Reformas que se discuten paralelamente

Aunque algunas reformas, como la laboral, de seguridad social y policial se están discutiendo al margen del diálogo con el liderazgo nacional, el presidente Luis Abinader aseguró que “todos los temas se van a tratar y tienen que tratarse en este escenario”.

En ese sentido, señaló que están viendo el orden en que los temas serán tratados.

En el caso de la seguridad ciudadana, dijo que se conformó un consejo diverso en términos de asesoría que semanalmente se está reuniendo. “Podríamos integrarlo, pero yo lo que quiero es que se respete ese trabajo que está haciendo ese grupo y que en cualquier escenario que se haga Servio Tulio (Castaños Guzmán), que ha estado trabajando, pueda dirigir los trabajos”, apuntó.

El mandatario sugirió que después de la sesión de trabajo de ayer se produzca una consulta entre los partidos para tomar posición de los puntos y llegar a un consenso.

Sostuvo que deberán revisarse algunos aspectos que están en discusión fuera del diálogo.

El mandatario puso sobre la mesa la discusión sobre la metodología con la que abordarán temas que ya se están trabajando en comisiones del Congreso Nacional.

En el caso de la reforma laboral y de la seguridad social, partidos, sindicalistas y empresariado se mostraron de acuerdo en que sigan su discusión en el diálogo tripartito y el Congreso Nacional, aunque algunos resaltaron la necesidad de abordar en el CES aspectos que no considera el diálogo tripartito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *