Ver las imágenes de origen

SANTO DOMINGO.-“Todavía no lo han agarrado, sigue corriendo, tengo miedo de que intente completar lo que por la misericordia de Dios no pudo cuando me entró a puñaladas”.

Así se expresa Elizabeth Peña, quien fuera acuchillada el pasado lunes 14 de diciembre por su pareja sentimental Miguel Ángel Jiménez.

El hecho resultó de mayor gravedad ya que Peña llevaba cinco meses de embarazo. Su agresor le propinó nueve cuchilladas, una de las cuales le quitó la vida a su propio hijo.

“Nosotros habíamos tenido una discusión previamente y ese día mientras se encontraba bajo los efectos del alcohol arremetió contra mí con francas intenciones de matarme, después simplemente se fue”, dijo Peña al hablar vía telefónica con este periodista.

Este jueves, se cumple exactamente un mes del trágico hecho sin que hasta la fecha la Policía Nacional haya dado con el paradero del agresor.

Peña tampoco ha recibido asistencia psicológica de parte del Estado y tuvo que trasladarse junto a los demás miembros de su familia a un paradero desconocido y dejar de asistir a su trabajo para evitar ser sorprendida nuevamente entre tanto es capturado.

“La casita de nosotros está sola, tuvimos que mudarnos, un gasto que no podíamos costearnos que se suma a los gastos en medicina en los que he tenido que incurrir”, hizo notar la joven de 28 años de edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *