La sexta mujer que acusa al gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, de acoso sexual, aseguró que el político la manoseó “agresivamente” en su residencia oficial, a donde le pidió que acudiera por motivos de trabajo a finales de 2020, informó este miércoles el medio local Albany Times Union.

Según el diario, la empleada del gobernador, mucho menor que él, detalló que Cuomo metió sus manos debajo de su blusa y la manoseó los pechos durante el incidente, que sucedió cuando ella tuvo que trasladarse a la Mansión Ejecutiva de Albany, la capital del estado de Nueva York, para solucionar un problema que su jefe estaba teniendo con el móvil.

La supuesta víctima, que no ha sido identificada y que reveló este martes el incidente sin ofrecer detalles, pidió entonces al gobernador que parara, apunta el medio, que asegura haber obtenido la información de una persona cercana a la mujer.

Las acusaciones de este miércoles son las más serias que se han presentado hasta la fecha contra Cuomo, a quien han señalado otras cinco mujeres en las últimas dos semanas por acoso y comportamiento sexual indebido, algo que él ha negado en repetidas ocasiones.

“Como dije ayer, nunca le he hecho algo así a nadie. Los detalles de esta información son devastadores”, dijo este miércoles Cuomo en un comunicado enviado al Albany Times Union, en el que afirmó asimismo que no va a hablar de las circunstancias específicas expuestas en ninguna de las acusaciones dada la actual investigación que está en manos de la fiscal general de Nueva York, Letitia James.


Un día antes, en una rueda de prensa telefónica, afirmó que “nunca” ha tocado a “nadie de manera inapropiada”, y subrayó además que ninguna mujer le dijo “en ese momento que les había hecho sentir incómodas».

Los detalles de la sexta acusación se conocen dos días después de que James anunciara los nombres de las dos personas que liderarán el equipo de investigación del supuesto acoso sexual, cuyas denuncias proceden en su mayor parte de jóvenes mujeres con las que ha trabajado Cuomo en los últimos años.


Asimismo, el gobernador se enfrenta a un cada vez mayor número de compañeros de partido que lo acusan de mala gestión de los geriátricos durante los primeros meses de pandemia y de acoso laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *