Santo Domingo.- «Nos amenazaban con armas largas a pesar de no presentar amenazas, temíamos pasara lo peor», dijo Rosangela Paulino sobreviviente del ataque a tiros por agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en La Romana el pasado domingo.

En el confuso incidente en el que viajaba la pareja con sus 4 hijos, la madre de Rosangela, Celeste Paulino y su hermana Alondra Paulino, resultó herido su esposo Aneudy Pilier, quien fue trasladado por los propios agentes a la Clínica El Coral donde recibió atención médica.

Sin embargo, la esposa del herido explica que la falta de identificación policial y la inseguridad en el área torno el ambiente familiar con temor por la presencia de infantes en el vehículo en el que se trasladaban, ‘temía que pasará lo peor’, indicó Paulino.

Ayer trascendió en los medios que agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) atacaron a tiros a ocho miembros de una familia cristiana mientras se trasladaban en su vehículo resultando herido el señor Aneudy Pilier, el hecho ocurrió en las inmediaciones de Playa Nueva Romana, entre las provincias La Romana y San Pedro de Macorís

El vehículo donde se trasladaba la familia quedó impactado por varios impactos de balas realizados por miembros de la DNCD.

Luego del hecho, la DNCD informó que suspendió y canceló a 5 miembros de la institución que ‘actuaron de forma injusta y abusiva’ en contra de la familia Pilier. La entidad también indicó que los agentes estaban en un operativo activo entre la zona donde la familia fue interceptada.

La DNCD comunicó que la patrulla les ordenó detenerse en una parte oscura de la zona y este no atendió a la orden, por lo que la patrulla le disparó al vehículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *