Siempre hablamos de la necesidad de incorporar una rutina de ejercicios para tener una vida saludable. Pero también es cierto que no todas las personas están habituadas a ejercitarse y al iniciar una actividad pueden estar ante posibles riesgos. Por eso, aquí listamos una serie de consejos para que puedas hacerlo sin ningún riesgo.

¡Siempre la entrada en calor! Nunca dejes de precalentar antes de entrenar. Al menos 10 minutos son necesarios para que tus músculos estén preparados para la actividad física. Realiza ejercicios de elongación y una caminata rápida o saltos con la soga.

Aumenta gradualmente la actividad. Una vez que notes que un ejercicio no te representa tanta exigencia, sube las cargas o su intensidad. Pero hazlo de manera gradual, no podrás ir de 0 a 100 de manera inmediata.

Sigue estos consejos para entrenar sin ningún riesgo

Hidrátate siempre, bebiendo agua en la previa y de a pequeños sorbos durante el ejercicio.

¡Presta atención al dolor! Es cierto que hay un nivel de exigencia que es tolerable, pero no continúes si notas un dolor intenso puesto que puedes generar una lesión aún peor. Consulta siempre a un profesional ante cualquier golpe o molestia.

A la hora de finalizar, siempre estira y elonga todos los músculos. Así como al inicio, una buena caminata es ideal para bajar nuevamente las revoluciones y volver a un estado de reposo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *