Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader encabezó esta mañana el acto de reconocimiento de 14 mujeres con la entrega de la Medalla al Mérito, con motivo de conmemorarse el Día Internacional de La Mujer.

Las damas fueron reconocidas en los renglones cultura, destacada en el extranjero, educación, política, labor comunitaria, profesional, deporte, inclusión e igualdad, empresarial, sector laboral, emprendedurismo e innovación, salud, municipalidad y póstumo.

Las galardonadas son en Educación Quénida Lora; Ines Páez, cultura; profesional ciencia y tecnología Vivian Brache; Aminta Volquez, municipalista; emprendurismo e innovación Nieves Pappaterra; Evangelina de la Cruz, inclusión e igualdad; Angélica Cruz Martinez.

Mientras que en Deporte; Giamatti Taveras, ĺabor comunitaria; Eira Tatis Mora, empresaria destacada; la teniente coronel Marisol Chalas, mujer destacada en el extranjero; Yadira Hernández, en Politoca; Edith Ramírez, en Salud; Daysi Montero, laboral y Guillermina Sension, reconocida postuma.

Como reconocimiento a las galardonadas les fueron entregado un premio metálico, una vivienda, pensiones, viajes de intercambio cultural, un vehículo y publicaciones de libros.

El momento más emotivo fue la condecoración de Evangelina Abreu de la Cruz, quien a pesar de sus limitaciones físicas a vencido obstáculos en el ámbito profesional y educativo.

Al pronunciar las palabras centrales del acto, el mandatario dijo que la República Dominicana personifica en las mujeres  el más alto homenaje a la inmensa figura de la mujer dominicana.

«Por eso creemos necesaria la intervención y profundización de las acciones del Estado en materia de derechos y libertades de las mujeres dominicanas. Es por ello que contamos con un Ministerio de la Mujer en el que las políticas públicas de acción positiva, las de prevención contra la violencia y otras acciones directas marcan su hoja de ruta diaria».

Aseguro que el  Gobierno está firmemente comprometido con la mujer y con sus derechos. «Su lucha por una vida digna, a un salario justo y su derecho a una vida libre de violencia, son reclamos incontestables», sostuvo.

Dijo que rinden tributo a las incontables mujeres que han hecho de la lucha feminista en el mundo un canto por la igualdad real entre hombre y mujeres.

Igualdad y equidad que desde el Estado dominicano ponemos en práctica en cada una de las acciones que desarrollamos; conocedores, como somos, de las históricas desigualdades que aún afectan a las mujeres y a las que han tenido que hacer frente, primero ustedes solas, pero ahora, y desde hace mucho tiempo, con el apoyo de tantos hombres que entendemos imposible el desarrollo de las sociedades sin la participación de la mujer en todos los ámbitos de la vida.

«El reconocimiento a las mujeres cada 8 de marzo nació de un episodio trágico en el que 129 mujeres trabajadoras perdieron la vida en un incendio mortal en una fábrica de Nueva York hace más de un siglo, en 1911».

Indicó que esas mujeres eran activistas que sólo buscaban con su acción lograr la igualdad de derechos con la petición justa de la reducción de su jornada laborar, cobrar un salario igual al de los hombres y acabar definitivamente con las malas condiciones de trabajo a las que estaban sometidas.

«Mujeres que hoy reciben esta medalla al mérito, ustedes son los rostros de cada una de esas mujeres y encarnan el legado de las que dejaron su nombre con tinta indeleble en los anales de la historia».

Dijo que las reconocidas son los rostros de las mujeres anónimas, las heroínas que ayudan a sostener este país que es de todos nosotros. Son ustedes las valientes, intrépidas y comprometidas mujeres que les precedieron, y sustentan el legado de todas ellas.

Manifestó que el sacrificio de todas ellas, el dolor de sus familias y la lucha continua de quienes las precedieron, dieron lugar a un cambio de conciencia que recorrió el mundo, y que aún hoy continúa vivo.

«Nuestro país ha apostado fuerte para dotar al Estado de las herramientas necesarias que nos permitan erradicar las desigualdades estructurales que han afectado a la mitad de nuestra población. Que dicho sea de paso, no son una minoría: las mujeres son la mitad de nuestro mundo y las progenitoras de la otra mitad».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *