Michelle Obama está tejiendo y pensando en retirarse de la vida pública.

La esposa del expresidente estadounidense Barack Obama dice en un reportaje con la revista People que tomó las agujas de tejer como pasatiempo durante la pandemia de coronavirus. Y quedó enganchada.

“Tejer es algo sin fin” dijo. “Una no lo domina porque cuando hace la bufanda, viene la manta. Y una vez que teje la manta, están las gorras, las medias”.

Su proyecto actual es un suéter de cuello redondo para su esposo.

“Estoy descubriendo cómo hacer las mangas y el cuello”, dijo. “¡Podría seguir hablando sobre tejido!”.

La exprimera dama cuenta cómo la pandemia ayudó a la pareja a recuperar “momentos perdidos” con Malia, de 22 años, y Sasha, de 19, que regresaron a casa de la universidad para estar en cuarentena con sus padres en las casas familiares de Washington y Martha’s Vineyard, Massachusetts.

La señora Obama habla también sobre la “depresión leve” que sufrió durante las cuarentenas y después de la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis, junto con el abandono de los ejercicios de alto impacto y lo que quiere hacer durante el retiro.

La mujer cuyos bíceps desarrollados y sus rutinas de ejercicios se viralizaron cuando era primera dama dijo que mejoró su natación durante la cuarentena “porque estoy descubriendo en mi vejez que las cosas de alto impacto que hacía no funcionan”. Michelle Obama tiene 57 años.

Ahora que Malia y Sasha son jóvenes adultas independientes, la señora Obama dice que disfruta de sus conversaciones, “que son más entre pares que entre madre e hija”.

“He dicho a mis hijas que ya estoy pensando en el retiro”, dijo. Añadió que está escogiendo sus proyectos y esperando el verano. Su nuevo programa de alimentación infantil, “Waffles + Mochi”, debuta el martes en Netflix, y el Centro Presidencial Obama está en construcción en Chicago.

“Barack y yo no queremos volver a pasar el invierno”, dijo. “Estamos construyendo la fundación para que otros continúen el trabajo y nosotros podamos retirarnos y estar juntos, y Barack puede dedicar mucho tiempo al golf y yo puedo reírme de él porque dedica demasiado tiempo al golf porque no tiene otra cosa que hacer”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *