Sáb. Oct 23rd, 2021

Maxi Montilla dijo que nunca ha vendido a una institución con la que tuviera impedimento por razones de familiaridad, a propósito de las denuncias de que era un proveedor privilegio del sector eléctrico entre los años 2012-2020, cuando gobernó el país su cuñado, Danilo Medina.

“Nunca hemos vendido a una institución en la que tuviéramos impedimento por razones de familiaridad, conforme el artículo 14, número 5, de la Ley 340-06 de Compras.

Nuestro interés es aclarar todas las imputaciones que se nos han realizado a través de campañas mediáticas promovidas por competidores, que han aprovechado esta coyuntura para, de manera aviesa, tratar de destruir nuestra reputación empresarial y buen nombre con el deliberado propósito de sacarnos del mercado”, señala en un espacio pagado publicado hoy.

Montilla dijo que ha tratado de comunicarse por diversas vías con las nuevas autoridades del sector eléctrico y con las más altas autoridades del Ministerio Público, para ponerse “a disposición y entregar toda la documentación requerida con relación a las denuncias efectuadas en nuestra contra y todo lo que se ha derivado a partir de las mismas”.

“Sin embargo hemos recibido solamente el silencio y la indiferencia como respuesta, con lo cual se dan señalaes de limitaciones a nuestro derecho a defendernos de los ataques despiadados a nuestra persona”, dice el comunicado.

Montilla dice que se presentó ante la Procuraduría General de la República el pasado 3 de diciembre y posteriormente depositó una comunicación en la que estableció su disposición de aclarar, personal y responsablemente, cualquier punto de interés del Ministerio Público.

“En este caso, por igual, las puertas han estado cerradas, mientras funcionarios del sector acuden a la televisión a despotricar, ofreciendo todo tipo de versiones, hasta con sorna, sin la seriedad de una investigación rigurosa”, dice el comunicado al país.

El hermano de Candida Montilla, pasada primera dama del país, dice que en la actualidad, las distribuidoras de electricidad tienen deudas vencidas a más de 270 días, pese a que los materiales vendidos “fueron entregados como productos de procesos de licitaciones públicas, que contaban con certificación de suficiencia de fondos”.

Montilla se queja de que el pago debió realizarse sin requerimiento alguno a los 60 días a partir de la emisión de factura

“Los materiales fueron recibidos oportunamente de forma satisfactoria, contando en cada caso con informes de evaluación técnica. Esto es muestra de la inexistencia de trato preferencial que se nos imputa”, dice.

Maxi Montilla indica que comenzó la actividad comercial en el sector eléctrico en el año 2004, dedicándose de manera exclusiva al mismo a partir del 2008, con las empresas Transformadores Solomon Dominicana y Electrocable Aluconsa y otras firmas relacionadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *