La tensión comenzó a ba­jar ayer en pueblos de Hai­tí, cerca de la frontera do­minicana, pero opositores y políticos haitianos advir­tieron que continuarán con las protestas para exigir la renuncia del presidente Jo­venel Moise y para que se convoque a nuevas eleccio­nes lo más pronto posible.

Ayer el ambiente era tranquilo en Dajabón, pero la vigilancia se mantenía y haitianos presionaban para entrar al país.

Muchos para comprar ali­mentos y otros productos básicos que escasean en su territorio y otros con la in­tención de refugiarse aquí de manera clandestina.

Sin embargo, fuentes castrenses comentaron que pese a ello, pocos lo­gran ingresar a territorio dominicano, porque de in­mediato son apresados por miembros del Ejército de República Dominicana y del Cuerpo Especializa­do en Seguridad Fronteri­za Terrestre (Cesfront), que mantienen sellada la línea limítrofe con Haití.

Jacob Batiths, dirigen­te político opositor y sindi­calista de Juana Méndez (Haití), ciudad ubicada a 600 metros del centro ur­bano de Dajabón, decla­ró a periodistas locales que la tensión ha comenza­do a bajar en varias ciuda­des de su país, como Puer­to Príncipe, Cabo Haitiano, Gonaive, Lemonade, Trou Dunort, pero que aun así si­guen las protestas.

Hizo notar que la gente lo que quiere es que Moise se vaya y que se convoquen a nuevos comicios en el menor tiempo posible.

Pero el dirigente sindical de Juana Méndez, Wilie Pié y perteneciente al partido de Jovenel, aclaró que éste fue elegido por cinco años y que le falta uno para salir del poder y que constitucional­mente esos grupos de ma­nifestantes tienen que dejar que termine su período.

Comerciantes dominica­nos explicaron que esperan que mañana viernes el mer­cado binacional se celebre con normalidad, pese a las protestas que se registran en varias zonas del vecino país.

El lunes el ministro de De­fensa, teniente general Car­los Luciano Díaz Morfa, el comandante del Ejército, mayor general Julio Ernes­to Florián Félix, junto a otros altos mandos militares y au­toridades civiles, recorrieron la rontera.

Y lo hicieron con tanque­tas B150, unidades blinda­das de asaltos, armas de al­tos calibres, vigilancias áreas y drones y al menos 2,400 soldados de los cazadores de montañas de Constanza y Bayahonda.

Florián Pérez indicó que el presidente Luis Abinader, a través del ministro Díaz Nor­fa, los instruyó para que re­forzaran la seguridad en la frontera con Haití, pero que de este lado todo está tran­quilo y en orden.

En medio de la vigilancia establecida en la línea limí­trofe con Haití, decenas de haitianos fueron detenidos el lunes cuando desafiaron la seguridad y cruzaron la frontera clandestinamente. con destino a territorio do­minicano.

 VIGILANCIA

Crisis.

En los últimos días de­cenas de haitianos indo­cumentados han trata­ban de entrar a territo­rio dominicano, debido a la inestabilidad y los disturbios registrados en la vecina nación, más aún en su capital Puerto Príncipe.

Solución.

“Esta ha sido una re­unión muy provecho­sa donde juntos analiza­mos y tratamos los pro­blemas más agobiantes en la zona fronteriza y sus posibles solución”, dijo ayer Enrique García, director general de Mi­gración, tras un encuen­tro para controlar la in­migración ilegal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *