La vicepresidenta de la República, Raquel Peña, y el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Mario Lama, inauguraron este viernes dos salas de emergencias y una de maternidad en tres centros hospitalarios en diferentes provincias de la zona sur del país, con una inversión superior a los RD$116 millones.

La primera sala de emergencia inaugurada fue en el hospital provincial San José de Ocoa, en la provincia del mismo nombre, y la segunda en el hospital regional Taiwán 19 de Marzo, en Azua.

“Nos hemos reunido aquí en la mañana de hoy para una vez más dar continuidad y asumir el compromiso que nuestro señor presidente Luis Rodolfo Abinader asumió con todo el pueblo dominicano, el de procurar una salud y un bienestar para todos los dominicanos y dominicanas”, indicó la vicepresidenta.

Peña señaló que los distintos gobiernos del país han dejado una deuda en la salud por lo cual están en la mayor disposición de hacerle frente a ese tema.

En ambos casos las emergencias fueron ampliadas, remodeladas y equipadas. En el caso del hospital provincial San José de Ocoa, el Gobierno invirtió RD$ 29.2 millones para la readecuación, mientras que para el regional Taiwán la cifra ascendió a RD$34. 8 millones.

“Es para nosotros de mucha satisfacción en el día de hoy estar en este hospital provincial Taiwán. Al inicio de nuestra gestión fue uno de los primeros hospitales a los que acudimos, donde pudimos percibir el gran deterioro que tenía parte de este hospital, un hospital regional que tiene el compromiso de asistir a miles de personas en esta comunidad”, señaló el director del SNS, Mario Lama.

El doctor destacó que durante su primera visita a este centro encontró el área destinada a cuidados intensivos cerrada, la cual tenía 15 años en esa situación.

“El Servicio Nacional de Salud con el apoyo del presidente… recibimos todo el apoyo para darle apertura a esta unidad de cuidados intensivos que ya se encuentra en funcionamiento”, precisó.

El funcionario reconoció que aun hace falta resolver algunas situaciones del centro, pero aseguró que están trabajando para resolverlo.

“Priorizamos la terminación de esta emergencia y al día de hoy podemos decir que este hospital regional Taiwán es una emergencia que no tiene nada que envidiarle a cualquier institución privada de este país”, indicó Lama.

Previa a cada inauguración ambos funcionarios visitaron los principales centros de vacunación de las demarcaciones, supervisando las jornadas, escuchando al personal de salud y a las personas que fueron a inocularse.

La última inauguración fue en el hospital Nuestra Señora de la Regla, en Baní, Peravia, dónde fueron remozadas varias áreas, especialmente la materno-neonatal.

Para este remozamiento de las áreas de este centro, las autoridades invirtieron 52.4 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *