Santo Domingo.- El Secretario General de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), Gabriel Del Río, pidió al presidente Abinader detener el despido masivo de empleados públicos de la gestión gubernamental pasada, por entender, que estos servidores sólo prestan sus servicios, y no necesariamente son opositores del gobierno actual.

“Esperamos que el presidente pare los despidos, porque los trabajadores no tienen la culpa del cambio de gobierno…algunos inclusive, votaron por el Partido Revolucionario Moderno”, dijo Del Río.

Detalló que a hasta ellos han llegado una serie de quejas sobre la forma cómo están cancelando a las personas que laboran en instancias públicas.

Igualmente destacó, que el trabajo es un derecho que debe ser respetado y quienes fueron cancelados tenían “inmunidad”, es decir, que legalmente no les correspondía el despido.

“Estamos esperando que el gobierno nos oiga en función de la dignidad del trabajo, en cuanto al derecho del trabajo”, puntualizó.

Afirmó que dentro de la referida confederación están realizando “grandes esfuerzos” por abrir empresas que han estado cerradas, para que el gobierno no tenga que incluir estos colaboradores en el programa Fase.

Esta declaración fueron dadas a conocer previo a iniciar la misa en la iglesia Las Mercedes por la conmemoración del 19 aniversario de la Dirección General de Información y Defensa de los Afiliados a la Seguridad Social (DIDA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *