SANTO DOMINGO.-La Fiscalía solicitó este martes 30 años de prisión contra la expareja de la joven Yokairi Amarante, la joven a quien le «lanzaron ácido del diablo».

Con su rostro vendado y usando lentes grandes y oscuros para cubrir las cicatrices dejada por el ácido del diablo, se presentó Yokairi Amarante ante el Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional al conocimiento de la revisión de la medida de coerción a Willy Antonio Javier Monegro, así como contra Pedro Alexander Sosa Méndez y Johan José Félixlos dos hombres que le rociaron la sustancia química.

La solicitud fue depositada por el Ministerio Público ante el juez Coordinador de los Juzgado José Alejandro Vargas, quien deberá deberá apoderar un juzgado, en las próximas horas.

El Ministerio Público acusa a los imputados de cometer barbarie contra la joven, por lo que solicitan que sean enviados a juicio de fondo por existir suficientes pruebas vinculantes y que sean condenados a 30 años de cárcel.

Han pasado más de tres meses de ese fatídico día, cuando Yokairi Amarante, de 19 años, salía de su lugar de trabajo, y se disponía abordar un carro de transporte público, sin pensar que a pocos metros de allí, dos de los tres implicados esperaba para lanzarle el químico a la joven madre.

Los imputados son Sosa Méndez, quien conducía la motocicleta, y Joan José Feliz, el que lanzó el ácido. Ambos fueron contratados por la expareja de Yokairi. Duraron 15 días planificando la agresión.

Además, de las vendas y del lente grande y oscuro, Yokairi vestía con una blusa de color verde de manga larga y pantalón ancho también de verde.La víctimas y su familiares piden justicia en su caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *