BALTIMORE, Maryland.– El presidente estadounidense Joe Biden firmó el viernes dos decretos de emergencia para acelerar una medida provisional de ayuda financiera para millones de personas afectadas por la pandemia de coronavirus mientras el Congreso comienza a debatir un paquete mucho mayor.

Las dos órdenes ejecutivas firmadas por Biden aumentarían la ayuda alimentaria, protegerían a los desempleados y despejan el camino para que trabajadores y contratistas federales reciban un salario mínimo de 15 dólares por hora.

“Esto puede ayudar a decenas de millones de familias, especialmente a aquellas que no pueden alimentar a sus hijos“, declaró Biden. “Muchos estadounidenses están sufriendo… No importa cómo se vea, tenemos que actuar”.

Biden dijo que la situación de la pandemia en Estados Unidos es desoladora, y que el virus no podría ser frenado en los próximos meses. También pronosticó que más de 600.000 personas morirían en el país a causa del COVID-19.

El saldo de muertes por la pandemia superó ya 400.000 en Estados Unidos. El gobierno ha enfatizado que los decretos no son substitutos del paquete adicional de estímulo que Biden dice es necesario, más allá de los 4 billones de dólares en ayuda que ya han sido aprobados, incluyendo 900.000 millones en diciembre.

Varios republicanos han expresado su oposición a cláusulas en el plan de Biden para hacer pagos directos a los individuos, entregar ayuda a gobiernos estatales y locales, y aprobar un salario mínimo de 15 dólares por hora a nivel nacional.

La mayoría de los economistas consideran que Estados Unidos puede recuperarse con solidez una vez que las personas sean vacunadas contra el nuevo coronavirus, pero la situación sigue siendo funesta por el cierre de negocios y escuelas. Se han perdido casi 10 millones de empleos desde febrero y casi 30 millones de familias no tienen asegurado el acceso a los alimentos.

Una de las órdenes de Biden pide al Departamento de Agricultura que estudie un ajuste de las normas de ayuda alimentaria para que el gobierno esté obligado a dar más dinero a los hambrientos.

Los niños que no pueden almorzar en el comedor escolar debido a la enseñanza a distancia recibirían un aumento de 15% en la ayuda alimentaria, según un documento informativo de la Casa Blanca. Las familias de ingresos más bajos podrían recibir prestaciones de emergencia bajo el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria.

La orden también trata de facilitarle a la gente reclamar pagos directos de paquetes de asistencia y otros beneficios anteriores.

Además, crearía una garantía de que los trabajadores podrán seguir cobrando la prestación por desempleo si se niegan a aceptar un trabajo que pusiera en peligro su salud.

La segunda orden ejecutiva de Biden devolvería a los sindicatos los derechos de negociación anulados por el gobierno anterior, protegería el sistema de servicio civil y promovería un sueldo mínimo de 15 dólares por hora para todos los empleados públicos federales

El presidente demócrata quiere iniciar un proceso de 100 días para que el gobierno federal requiera que sus contratistas paguen al menos 15 dólares por hora y den a sus trabajadores licencia pagada de emergencia, lo cual sería una presión sobre el sector privado para elevar sueldos y beneficios.

La Casa Blanca no ha proveído plazos para lograr la aprobación de su paquete de rescate y dice que sus funcionarios apenas empiezan a concertar reuniones con legisladores para discutir la propuesta.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *