El continente americano afronta el comienzo de la Semana Santa con muy estrictas cuarentenas al presentarse repuntes pronunciados tanto en casos como en muertes por el COVID-19.

Estos aumentos en ambos datos se reflejan en las estadísticas que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS), que muestran que hasta la fecha se han presentado 55,4 millones de infecciones y 1,33 millones de fallecimientos por la acción del coronavirus SARS-CoV-2 en América.

La segunda Semana Mayor en medio de la pandemia toma, especialmente a los países suramericanos, en una preocupante curva ascendente.

Récord negativo en Chile

Uno de los países que ha optado por nuevamente por restringir actividades en ciertos sectores geográficos y laborales es Chile, donde a pesar de llevarse a cabo un ejemplar plan de vacunación anticovid, se está evidenciando una grave nueva ola de casos.

Este lunes se registraron en territorio chileno 7,247 nuevos casos del coronavirus, con lo que se superó por quinto día consecutivo la barrera de los 7,000 contagios diarios.

Más de 16 millones de personas se encuentran en cuarentena en el país suramericano, donde el Gobierno resolvió cancelar la entrega de permisos individuales de circulación y decretar el cierre por dos días de mercadillos y supermercados, lo que redundó en una reducción de la movilidad en un 72 %.

La gravedad del escenario en Chile llevó a que su presidente, Sebastián Piñera, anunciara la noche del domingo un proyecto para aplazar las elecciones de abril para los días 15 y 16 de mayo.

Recomienda cierres de playas en Ecuador

El Comité de Operaciones de Emergencia Nacional (COE-N) de Ecuador solicitó a los municipios costeros que cierren sus playas durante el puente de Semana Santa con el fin de evitar una mayor ola de contagios en el país.

Ecuador sumó este lunes 642 nuevos casos de coronavirus (para un total de 325,125 con 11,880 fallecimientos confirmados) y las autoridades están preocupadas de que la concurrencia a sitios de descanso durante esta semana festiva religiosa desemboque en nuevos focos de contagio.

El COE-N pidió “a los COE cantonales (municipales) en cuyas jurisdicciones existan playas que estas permanezcan cerradas durante los días 2, 3 y 4 de abril de 2021”, reza un comunicado emitido hoy.

Variante preocupantes en Florida

El estado estadounidense de Florida comenzó en la fecha la vacunación contra el COVID-19 a mayores de 40 años pero con un ojo alerta en el alarmante aumento de casos producidos por las variantes del SARS-CoV-2.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), en el “Estado del Sol” se han identificado hasta el momento 2,274 casos de la variante británica (B.1.1.7), 42 de la brasileña (P.1) y 14 de la sudafricana (B.1.351)

El estado gobernado por el republicano Ron DeSantis -muy contrario a la imposición de cuarentenas para contener el virus- no solo es el de mayor número de casos identificados de la variante británica en el país, que aglutina un total de 10.579, sino que ha duplicado los contagios de la misma respecto a la semana pasada, cuando registró 1,042 casos.

Miedo ante las cifras

El aumento de casos a pesar de la masiva campaña de vacunación es un asunto preocupante en Estados Unidos, el país del mundo con más contagios y muertes por el virus.

Este mismo lunes, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, admitió con un tono más que alarmante que en la última semana han visto un incremento continuo de los casos.

“Ahora estamos en el rango de entre 60,000 y 70,000 (diarios), y cuando hemos visto un aumento como este en el pasado es cuando las cosas tienen un tendencia a repuntar, y a repuntar a lo grande”, señaló Walensky, quien también dejó ver algo de impotencia en la lucha contra el coronavirus: “Tenemos tanto que desear, tantas promesas y potencial y tantas razones para la esperanza, pero ahora mismo tengo miedo”, afirmó.

EE.UU. supera ya los 30,2 millones de casos y las 549,000 muertes por coronavirus.

No a un estado policíaco en Uruguay

A pesar de que el 35 % de las camas de unidades de cuidados intensivos estén ocupadas por enfermos del coronavirus y de que los expertos médicos califiquen este porcentaje como inquietante, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, aseguró que su Gobierno “no cree en un Estado policíaco” y, por eso, no confinará a su población.

“El Gobierno no va a establecer la cuarentena obligatoria porque no cree en un Estado policíaco, porque no cree que haya que aplicar medidas prontas de seguridad”, declaró Lacalle Pou tras recibir la primera dosis de la vacuna china CoronaVac contra el COVID-19.

El mandatario reconoció que es “complicado” el momento que vive su país respecto a la pandemia porque los altos números registrados están “presionando sobre la última barrera, que son los CTI (cuidados intensivos)”, que es “la preocupación más grande que tiene el Gobierno”.

El domingo, la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) alertó de que de las 827 camas operativas en todo el país ya estaban ocupadas 560, lo que supone un 67,7 % del total, un 35,6 % precisamente con casos del coronavirus.

Esta Semana Santa, miles de uruguayos viajan a las playas del este u otras localidades del interior. A diferencia de lo que ocurrió en 2020, este año las autoridades no han desanimado a la población a desplazarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *