Los familiares de Joel Díaz, ultimado junto a su esposa Elisa Muñoz a manos de agentes de la Policía Nacional el pasado martes en Villa Altagracia, San Cristóbal, dijeron a Diario Libre que tienen a sus abogados para buscar justicia por lo sucedido.

“Los abogados nos representarán en el proceso legal porque pedimos que se haga verdadera justicia y que caigan todos los culpables, el grupito ese de delincuentes y los jefes de ellos”, expresó Cristina Díaz, tía del joven fallecido.

El viernes se informó que el conocimiento de las medidas de coerción de los policías implicados en el hecho se hará el próximo miércoles en el municipio Villa Altagracia. El Ministerio Público está solicitándoles un año de prisión preventiva y que el caso sea declarado complejo.

Elisa Muñoz y Joel Díaz murieron en un hecho que la Policía Nacional calificó como “una confusión” por parte de varios de sus miembros, quienes supuestamente estaban a la espera de los ocupantes de un vehículo similar al que se desplazaba la pareja. Dijo que se trataba de un grupo de delincuentes que huía tras un asalto cometido en Bonao.

El suceso generó mucha consternación e indignación en la población porque trascendió que los policías dispararon sin identificar primero a los pasajeros del vehículo ni haber sido agredidos de algún modo por ellos. El ataque se produjo sin mediar palabras.

“Lo que nosotros pedimos es justicia y reforma policial, porque ni siquiera a un criminal se le debe tratar así, se le debe tratar de apresar primero. Esto no puede seguir pasando en este país” agregó Díaz.

Elisa Muñoz y Joel Díaz estaban acompañados de dos jóvenes que sobrevivieron al ataque. Venían de un culto religioso efectuado en Villa Altagracia y se dirigían a Sabana Perdida, donde residían. Estaba recién casados.

Reacción de las autoridades

Inmediatamente se conocieron detalles del caso, el presidente Luis Abinader anunció el pasado miércoles, en una rueda de prensa, que ordenó la cancelación de los agentes involucrados en el hecho. Son estos el segundo teniente Victorino Reyes Navarro, el sargento Domingo Perdomo Reyes, los cabos Norkys Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, los rasos Anthony Castro Pérez y Juan Manuel Ogando Solís.

El mandatario dijo que dio garantías a los padres de la joven Elisa Muñoz de su compromiso con la transformación y depuración de la Policía Nacional.

También fue destituido el coronel César Martínez Lora, de quien luego se supo que había sido alegadamente expulsado de las filas de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en 2012 por negociar con drogas incautadas y no hacer reportes de la ocupación de las mismas, mientras se desempeñaba como inspector de ese cuerpo en San Pedro de Macorís.

De su lado, el director de la Policía Nacional, mayor general Edward Sánchez González, comunicó que esa institución realizará una investigación a cargo de Asuntos Internos y la Inspectoría General, de la mano con el Ministerio Público, cuidando el debido proceso para esclarecer este caso.

El jueves en la mañana, el Ministerio de Interior y Policia informó que había cancelado a los agentes actuantes en el doble homicidio y en horas de la tarde se realizó el velatorio en la Funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga, en Santo Domingo Este, al que asistieron cientos de personas a expresarle condolencias a los familiares.

“Era un joven con muchos planes de vida”

Cristina Díaz describe a su sobrino de 37 años como un joven inteligente, con muchos planes de vida y emprendedor.

“Era muy inteligente, con muchos planes de vida, inquieto en el buen sentido. Le encantaba la tecnología, incluso montó un centro de internet cuando en este barrio no había ninguno. Vivió siempre en casa de su abuela hasta que se casó y entonces se mudó. Sus tías, que hemos estado siempre juntos aquí, no pudimos ni siquiera ir a visitarlo en su nueva casa”, comentó Díaz visiblemente afligida desde el hogar familiar en el sector Mandinga, Santo Domingo Este.

“Ellos eran una pareja con muchos planes de vida y mira lo que pasó”, comentó la tía entre lágrimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *