Maicol Enrique Campusano Feliz, uno de los hermanos secuestrados en Haití y que este lunes se reencontraron con su familia en Haina, declaró que nunca dudó en que iba a ser liberado y retornaría a la República Dominicana.

“Siempre tuve esperanza que iba a salir de ahí, por un momento me desesperaba y lloraba. Pero oraba, siempre oraba y yo sé que cada uno de mi pueblo oraba también y ahora estoy aquí”, dijo.

Sobre el trato de los secuestradores consideró que “fueron considerados con uno y siempre estaban atentos, nos daban comida, nos daban agua y siempre fueron muy atentos”.https://5810c9632dae2b5e59e3dbc184c2c32f.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Según Campusano Feliz cuando le dijeron que estaban libres el proceso se tardó unas tres horas. “Nos dijeron que estábamos libres y que nos iban a dar un tour por el barrio. Eso fue en la noche para entregarnos. Nos entregaron a varias personas, entre persona a persona, duramos casi tres horas en esa entrega”.

La madre de los hermanos Campusano Feliz, Jaqueline Feliz, demostró su alivio al volver a ver a sus hijos. “Por fin puedo dormir y comer”, dijo la mujer desde su hogar, al ser entrevistada por CDN.

Maicol sostuvo que los secuestradores le informaron que estaban exigiendo tres millones de dólares como recompensa por ambos.

Sobre la posibilidad de volver a Haití, dijo que puede ser que vuelva. “No puedo decir que no voy a volver porque el mundo da muchas vueltas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *